Acumuladores estacionarios de varias tensiones

    Las baterías o acumuladores para energía solar suelen ser de tipo estacionario, frente a las de automoción que están pensadas para uso en movimiento. Se diferencian también de las de automoción en que estas últimas tienen que dar mucha corriente en poco tiempo. Para conseguirlo, en el diseño se emplean diferentes aleaciones y concentraciones diferentes de electrolito, lo que explica en parte su larga vida. La única ventaja de las de automoción es su reducido coste.

    La batería más usada es la de ácido-plomo, aunque últimamente están ampliando su cuota de mercado varios tipos de baterías de litio. El litio es mucho más caro y necesita cargadores especializados (BMS), pero las baterías que lo usan son más ligeras y admiten muchos más ciclos de carga/descarga y más profundos.

    La capacidad de una batería se mide en amperios·hora (Ah), que indica cuanto tiempo puede dar una corriente determinada. Normalmente se da en C100, que supone una descarga en 100 horas. Así, una batería de 800 Ah C100 puede dar 8 amperios durante 100 horas antes de quedar completamente descargada. Una descarga completa daña la batería, por lo que suele limitarse la descarga a un 50 % para alargar su vida.

    Hay muchas marcas y capacidades disponibles, póngase en contacto con nuestro departamento comercial para ver cual se adapta mejor a sus necesidades.