Fabricación de inversores

    En esta página se muestra como se hace un inversor senoidal desde el tablero de diseño hasta su venta. Una vez establecidas por nuestro departamento técnico las especificaciones que debe cumplir el inversor, el departamento de I+D hace un esquema de principio. Este esquema se perfecciona posteriormente para mejorar el equipo en aspectos como reducción de consumo, aumento de la fiabilidad o ayuda al servicio técnico.

 
Parte del esquema del inversor

    Una vez terminado el esquema inicial se hace el diseño del circuito impreso, teniendo ya en cuenta las posiciones de los componentes para la versión definitiva: potenciometros, pulsadores y pantalla deben ir en unos sitios bien definidos. Una vez terminado el diseño se construyen uno o varios circuitos para los prototipos.

 
Diseño de uno de los circuitos impresos del inversor
 
Uno de los circuitos impresos ya montado
 
    Simultáneamente se hace el programa que, una vez introducido en el micro, convertirá al equipo en un inversor senoidal. Este programa se encargará de generar las formas de onda, supervisar el estado de los acumuladores, mostrar información al usuario, avisar de posibles problemas...
 
Fragmento del programa del inversor

    Terminados el circuito impreso y el programa se introduce este en el microcontrolador, pudiendo empezar las pruebas en el laboratorio. Durante estas pruebas se hacen todas las correcciones necesarias al programa y al circuito para que el equipo cumpla las especificaciones de diseño.
 

Pruebas eléctricas del prototipo

    Mientras tanto se diseña y fabrica la caja, que alojará el conjunto, y se hace el diseño de la serigrafía (o del policarbonato). Se montan las primeras unidades completas para las pruebas de campo. Si durante estas se detecta alguna anomalía se vuelven a modificar el programa y el circuito, volviendo a realizar las pruebas hasta que el resultado es satisfactorio.

 
Montaje del prototipo en su caja definitiva

    Cuando se han realizado todas las pruebas de campo estipuladas con resultado positivo se comienza la fabricación en serie de los inversores. Se montan y se prueban las bases y los frontales por separado, uniendolas posteriormente por parejas. Según el modelo que se esté fabricando se configuran la tensión de salida, la frecuencia y el idioma que se mostrará en pantalla. El siguiente paso es calibrar la pareja y guardar los datos de calibración (junto al número de serie y la fecha) en nuestra base de datos. Se hacen las pruebas finales de funcionamiento y se cierra. Ya sólo falta introducirlo en el embalaje junto con el manual.

 
Inversores en fase de montaje
 
Montados y pendientes de calibración
 
Inversores probados y calibrados
 
 Embalado y expedición
 
Página principal